¿Que debemos tener en cuenta a la hora de elegir Procurador?

¿Que debemos tener en cuenta a la hora de elegir Procurador?

La elección de un Procurador no es algo sencillo. Lo primero que debemos saber es que un Procurador de los tribunales es un profesional que debe estar licenciado en derecho y además inscrito debidamente en su colegio profesional, en este caso en el de los Procuradores.

Los abogados asisten a los clientes y en este caso el Procurador es el que se va a encargar de la pertinente representación procesal al cliente en juzgados y tribunales.

Podemos decir que los procuradores tienen una función de lo más importante para la justicia, pues no deja de ser un útil cooperador para la Administración de Justicia. Igualmente, cuenta con una función privada, siendo garante de que el proceso se pueda desarrollar con todas las garantías necesarias para el cliente.

¿Qué funciones tienen los procuradores?

Muchas veces, advierten los experimentados procuradores de Sevilla Flores, las personas legas en derecho desconocen las múltiples funciones que tiene que realizar el procurador a la hora de actuar en los diferentes procedimientos en el marco judicial.

  • Representación en el proceso judicial a las partes litigantes en el proceso.
  • Se encarga del trámite de los oficios, exhortaciones y mandamientos que libera el órgano judicial competente en la materia
  • Publica anuncios oficiales y determinados edictos, siempre en el sitio que corresponda, tanto en el boletín oficial del estado como en el de la CC.AA que se trate, así como en los periódicos que tengan una tirada local o nacional, según sea necesario.
  • Hace la gestión y tramite el pago de las diferentes tasas a nivel judicial, gestionando los depósitos que se suelen necesitar para la interposición de los recursos.
  • Presenta los escritos que redacta el letrado y procede a trasladarlos a otras partes de cara a la agilización del proceso.
  • Transmite al Abogado, la documentación, los antecedentes y las instrucciones que se le remitan, tanto por parte de la otra parte como del Juzgado.
  • Es el responsable de la comunicación al cliente y también a su abogado
  • Si el abogado cesa en la defensa, tendrá que entregar el expediente al siguiente abogado
  • En el caso de que no pueda llegar a cumplir alguna de las actuaciones, va a comunicarlo al tribunal o juzgado competente
  • Recepción y firma de los emplazamientos, citaciones, requerimientos y notificaciones de todo tipo
  • Será el que se encargará de hacer el cálculo de los plazos y fechas de vencimientos, recordándoselo al letrado, avisando al mismo de las fechas en las que se producirán las vistas, juicios y demás comparecencias

¿Cómo se elige procurador?

Teóricamente, el cliente es el encargado de contratar los servicios del profesional, pero realmente, lo que hacen en la práctica los clientes es dejar esta tarea a su propio abogado, contando el mismo con uno o dos procuradores de su confianza, con los que normalmente van a contactar de cara para la representación de los clientes en el juicio o procedimiento que corresponda.

Fundamental que la parte contratante pueda conocer al Procurador que trabaje con el abogado o que se le indique de forma directa al Abogado, el Procurador que desee que vaya a representarle.

Por otra parte, existen una serie de procedimientos en los que no es necesaria la aparición de la figura del Abogado, pero esto no es óbice para que se pueda abordar la contratación de los servicios del Procurador para que pueda representarle. ​

Vamos con algunas de las características más importantes que deben valorarse cuando hay que contratar a un profesional Procurador:

  • La experiencia que tenga: la cantidad de años que lleve ejerciendo siempre va ayudará, pues así tendrá más capacidad para afrontar los trabajos que tenga que afrontar.
  • Los años que lleve ejerciendo en el partido judicial en el que se desarrolle el pleito también son muy importantes.
  • Si tiene recomendaciones o diversas valoraciones por parte de otros clientes es algo que puede aportar la seguridad y confianza necesarias a los usuarios de sus servicios. Lo mismo podemos decir de las recomendaciones o valoraciones que puedan realizar otros compañeros suyos o profesionales.

Una labor poco reconocida

Los procuradores son más antiguos que los abogados, pues desde la antigua Roma han estado participando en el terreno de la justicia. El caso es que siempre han permanecido en un segundo plano para la población, que sabe lo que realiza un abogado, pero que desconoce estas labores de las que hemos hablado y que son imprescindibles para todos los procedimientos.

Esperamos que después de este artículo tengas un poco más claro en qué consiste el trabajo de los procuradores y sepamos cómo poder elegir uno que responda a nuestras necesidades.

Deja un comentario