La prevención y la seguridad, aspectos básicos a tener en cuenta por las empresas españolas

La prevención y la seguridad, aspectos básicos a tener en cuenta por las empresas españolas

Vivimos en un momento en el que la regulación sobre las empresas españolas es más grande que nunca. Más allá de aspectos ideológicos y de las consecuencias a nivel económico que pueda suponer para una determinada entidad adaptarse a las nuevas obligaciones, lo cierto es que esta regulación es más que necesaria en un momento como en el que estamos. Aunque haya muchos emprendedores a los que les fastidie sobremanera una situación así, la regulación ha sido necesaria.

Cabe preguntarse el por qué de esta vorágine reguladora que por otra parte no es nueva, sino que dura ya varias décadas. La explicación es la de que es necesario garantizar una seguridad entre los trabajadores, una seguridad que ha brillado por su ausencia durante buena parte de la historia de la industria y que explica el por qué de tantas muertes durante el desarrollo de la jornada laboral, así como el por qué de tantos problemas, heridas y enfermedades derivadas de la misma.

Durante los últimos años, la seguridad laboral ha sido considerada como una de las grandes apuestas tanto por parte de las empresas como de la Administración Pública. Un artículo publicado en el portal web Larioja.com así lo hacía saber, poniendo de manifiesto que son muchos estamentos sociales los que están poniendo su hombro para hacer que cada día sean menos las posibilidades de que una persona pueda padecer algún problema o dolencia como consecuencia de la simple realización de su trabajo.

Para muchas personas, la seguridad para de manera inequívoca por prevenir cualquier tipo de problema. El portal web Trabajo como Quiero publicó en un artículo que la seguridad en el puesto de trabajo tiene mucho que ver con la prevención de riesgos laborales y que esa es la mejor manera de que el número de incidentes en una determinada empresa se reduzca de una manera importante. La inversión que se está realizando en muchos sectores para garantizar esa prevención es importante y eso hace que todos los trabajadores y trabajadoras podamos respirar más tranquilos.

Pavimentar, una labor de prevención de las más importantes

Existe una gran cantidad de fábricas en España que se dedican a una gran variedad de funciones. En un lugar en el que hay tantas máquinas y tanta gente, apostar por la prevención de riesgos laborales es, más que una necesidad, una obligación. Los profesionales de Eiros, una entidad dedicada a la producción de prefabricados de hormigón, nos han comentado recientemente que en los últimos años son muchas empresas que han apostado por pavimentar sus fábricas para evitar cualquier tipo de resbalón o problema que ponga en peligro la integridad física de sus empleados.

Las cosas se están haciendo bien en los últimos años y es imprescindible que así siga siendo. Los datos así lo revelan. El número de empleados que cada año se tienen que dar de baja a causa de algún problema en su trabajo o que fallecen a consecuencia de esto es cada vez menor y esa es la prueba que hace que podamos afirmar que estamos realizando un buen trabajo. Pero no hay tiempo para demasiadas felicitaciones. Seguir trabajando es una prioridad y una necesidad para seguir mejorando.

Otra de las pruebas que demuestran que estamos realizando un buen trabajo es la de que cada día hay más personal dedicado, tanto a nivel público como privado, a la prevención de riesgos laborales. En las empresas grandes es obligatorio que existan departamentos dedicados exclusivamente a esa labor. Y en las pequeñas ya se están poniendo todas las medidas necesarias para ello. Que todo se desarrolle con normalidad es la mejor manera de evitar cualquier tipo de desgracia.

Hay que seguir trabajando en este sentido. Adaptar las estructuras de las empresas y el entorno físico en el que se produce su trabajo es elemental. De lo contrario, estamos expuestos a un riesgo mucho mayor. No hay que angustiarse por el hecho de que la regulación en la materia sea cada día más grande. La peor publicidad para una empresa es, sin duda alguna, que se produzca algún tipo de problema que ponga en riesgo la vida de alguno de sus trabajadores o trabajadoras. De esa, seguro que una empresa no se recupera.

Deja un comentario