La elección de notario, una importante tarea

La elección de notario, una importante tarea

Elegir notario es una tarea importante. Lo solemos asociar muchas veces como un trámite a la hora de adquirir una casa.  Como cualquier otro profesional hay que tener cuidado al elegirlo, siendo este además aún más importante si acabe, pues entramos en terrenos legales y ya sabemos que aquí no valen las medias tintas.

En temas como en el de la compra de una casa, después de elegir la vivienda y que acepte el banco la operación, no está de más recordar que existe la libre elección de notario, algo que supone un derecho irrenunciable para el cliente en cuestión.

De hecho, cuando hablamos de ello, podemos atenernos a lo que dice el Reglamento de la Organización y Régimen del Notario en su artículo 126:  “Todo aquel que solicite el ejercicio de la función pública notarial tiene derecho a elegir al Notario que se la preste, sin más limitaciones que las previstas en el ordenamiento jurídico, constituyéndose dicho derecho en elemento esencial de una adecuada concurrencia entre aquellos”.

Traduciendo al mundo cotidiano esta cita de vocabulario jurídico, la selección de manera libre del notario que queremos es una garantía en lo jurídico fundamental, a l que debemos unir el poder recibir por parte de él de una información que sea verdaderamente objetiva, precisa e imparcial, que nos ayudará a tomar la decisión pertinente con seguridad antes de que se firme el documento en cuestión.

Si procedemos a realizar la firma de un acto jurídico y hay más de una parte interesada en ello, existen varias formas si queremos elegir Notario. En caso de que haya de acuerdo entre la partes, puede acudirse al que sea decidido de manera unánime. Cuando no haya acuerdo, habrá que optar por el que vaya a pagar más cantidad de arancel al notario.

Cuando una de las partes es una empresa, inmobiliaria o financiera y la otra se trata de una persona particular, contamos con el derecho a poder elegir el notario que más nos interese, algo que es un tema para el consumidor.

A la hora de elegir la notaría, es importante elegir una que tenga experiencia y de la que tengas buenas referencias siempre que se pueda, algo que con la llegada de Internet es ciertamente más fácil.

Existen notarias con experiencia como Notaría Tarancón, que se preocupan por el asesoramiento claro y conciso, donde los clientes son asesorados y saben lo que firman. Importante es realizar un buen trabajo y en el caso de los notarios no es ser solo profesionales, también hay que dejar claros todos los puntos a los clientes que acuden, pues todo el mundo no es experto en leyes claro está.

Los notarios dan fe de la transparencia de los actos que se realizan

Debemos recordar que en el momento en que entra en acción un notario, cuentas con la seguridad de que la información antes de firmar el contrato es transparente. Esto es fundamental siempre que puede darse un consentimiento informado y se celebre un contrato con todas las garantías posibles.

Cuando la empresa no haga posible la libre elección de notario, vas a tener que acudir y realizar la pertinente denuncia del caso ante la autoridad judicial, la oficina pública encargada de atender al consumidor o al colegio de notarios.

Algo que hay que tener en cuenta es cuando se produce un fallecimiento y no existe el testamento. En ese momento se debe acudir al notario de la población en la que vivía la persona fallecida. Otra cosa es cuando el acta o las escrituras precisen de la presencia de un notario fuera de la notaría, pudiendo realizarse estos temas solo por los que cuenten con la competencia para ejercer en la localidad en la que se debe ir.

Lo fundamentar es dejar claro que la elección y el acudir al notario es algo que debe tomarse con la debida seriedad. Dependiendo de la ciudad donde estemos, habrá más profesionales para elegir. Siempre que podamos, recuerda la necesidad de mirar bien al profesional al que acudimos y ver qué bagaje tiene.

Está claro que todos los notarios al principio tenían poca experiencia, tienen que ir tomándola poco a poco, pero si puedes elegir, mejor que tenga ya unos años en el puesto, te evitarás posibles confusiones o errores derivados de la inexperiencia. Suerte con tu elección.

Deja un comentario