Como sacar tiempo cuando aparentemente no lo hay

Como sacar tiempo cuando aparentemente no lo hay

Los hábitos marcan la manera en la que afrontamos nuestra vida, y son algo que a veces tenemos impuestos por nuestra educación o por las costumbres de la zona en la que vivimos. Un hábito puede ser algo muy positivo que nos ayuda a llevar una vida completa, pero hay ciertos hábitos que nos perjudican.

A la hora de gestionar el tiempo de trabajo los hábitos cuentan mucho, pues de ellos depende que las tareas duren más de lo que se tenía planeado en un momento. En Estados Unidos hay muchos profesionales que facturan por horas, como los abogados que hacen una previsión de las horas que les va a llevar un caso y cobran respecto a un precio por hora.

Esto no es así en España por norma general, ya que las empresas suelen cobrar un precio fijo por un servicio, ya que de lo contrario los clientes tendrían el miedo de no saber exactamente cuándo le va a contar un servicio. Esto como decimos es la regla general, ya que los talleres de coches cobran por la mano de obra, y algunos profesionales también pueden permitirse cobrar según el tiempo que trabajan.

El problema de trabajar con una tarifa cerrada es que el tiempo que le estimas a un trabajo puede que no se cumpla, es decir, que se tengan que hacer más horas de las que se tenía pensado. Esto puede ser un problema, pues de una manera o de la otra el trabajo cuesta más esfuerzo, sobre todo cuando salen problemas inesperados que te distraen del objetivo.

Todo ello hace que sea difícil para los empresarios, pymes y sobre todo los emprendedores tener tiempo libre, debido a que el tiempo libre que deberían de tener se reduce por tener que realizar otras tareas. La productividad aquí cobra mucho sentido, ya que existen diferentes métodos para ser productivos y para hacer las tareas con mejor eficiencia.

Esto implica que se tienen que llevar a cabo acciones para solventar este problema, y para ello hoy vamos a dar ciertos consejos para evitar perder más tiempo del normal en un determinado trabajo. De esta manera conseguiremos más tiempo libre para pasar tiempo con nuestra familia o para dedicarlo al ocio.

La productividad nos regala tiempo

Sin duda la tecnología nos facilita mucho la vida, y hablamos principalmente de Internet, las redes sociales, smartphones y demás dispositivos que nos mantienen conectado a lo que pasa en Internet. Pero también pueden ser un agujero negro en el que entra demasiada atención por nuestra parte.

¿No te has distraído nunca excesivamente por un email, mensaje o notificación? Quien diga que no se merece un premio, pero prácticamente es imposible no estar al tanto de lo que pasa en nuestro móvil, ya que vibra y suena. Y más aún con los smartwatches, dispositivos que te mantienen las veinticuatro horas al tanto de lo que pasa.

Cuando nuestra concentración se reduce tendemos a perder más el tiempo haciendo caso a pensamientos o instintos alejados de la tarea que tenemos que finalizar. Si contamos a lo largo del día el tiempo que perdemos en esto nos daremos cuenta que podemos ahorrar un tiempo muy valioso.

Para evitar estas situaciones es importante ayudarnos de los modos no molestar que están presentes en los dispositivos móviles, e incluso en Windows. De esta manera podremos concentrarnos durante un tiempo concreto en una tarea sin ser molestados, y podemos darnos quince minutos o veinte minutos para responder mails y notificaciones y volver al trabajo.

Otra manera de ahorrar tiempo es mediante la automatización de procesos que ofrece la tecnología en algunos sectores. Esto significa que tareas que haces de manera manual pasan a realizarse por programas con inteligencia artificial que te ayudan a focalizarte en lo que de verdad importa.

En algunos sectores también se pueden utilizar máquinas para automatizar procesos, e incluso se pueden plantear ideas de negocio que en las que las presencia física de un trabajador sea solo para recoger las ganancias. Es el caso de las lavanderías automáticas, un negocio que coge más adeptos en España conforme pasa el tiempo.

Gracias a Wash-Up, una empresa que ofrece un conjunto de lavandería de autoservicio diseñado por sus propios clientes, podemos montar en un breve espacio de tiempo un negocio en el que el tiempo que se le dedica es relativamente bajo respecto a los ingresos que podemos obtener del mismo.

Deja un comentario