Cómo escoger empresas de reformas integrales

Cómo escoger empresas de reformas integrales

Abordar una reforma integral de la vivienda es un trabajo bastante complicado que necesita ayuda por parte de los profesionales del ramo. Vamos a ver una serie de consejos de gran utilidad de cara a la elección de empresas que realicen reformas integrales.

Las obras que se hacen en un local o vivienda son una importante inversión monetaria y de tiempo. No debemos intentar que la reforma se haga lo más rápido posible y con el mínimo coste. No olvidemos que muchas veces lo barato termina saliendo caro. Como defienden Navitec por su experiencia en reformas del hogar y en lugares de trabajo, tomar una decisión equivocada muchas veces tiene como consecuencia que se tenga que hacer el contrato de otra empresa para arreglar la casa o local, lo que termina haciendo que todo sea mucho más oneroso.

Vamos a ver unos prácticos consejos:

Piensa que deseas reformar y la razón

Lo primero antes de ponerse en marcha con la búsqueda de empresas es hacer reflexión de qué parte de la vivienda quieres que se reforme.

Con frecuencia los baños y las cocinas son las partes que se suelen querer reformas por ser las que más uso y suciedad tienen.  De la misma forma hay que pensar en el tipo de baño o cocina son los que necesitamos. Hay que pensar también en el tipo de baño o cina que necesitamos, ante todo utilidad.

Si piensas reformar una cocina hay que valorar como deseas que sea la distribución, dependiendo de los electrodomésticos, si existe terraza o los materiales que se quieren usar.

Conoce tu presupuesto

En cuanto pienses sobre qué vas a querer reformar y el motivo y sepas las preferencias o la prioridad, hay que saber también el dinero con el que contarás para hacerlo realidad.

Hay que pensar que contratar a una empresa de reforma integral tiene un coste alto y por eso se debe tener meridianamente claro el límite económico al respecto.

Pide siempre el presupuesto a una empresa solicitando que el presupuesto sea de forma esquemática para el control de las acciones que se lleven y el coste del mismo. Así vas a poder tomar la decisión sobre si quieres que haya cambios.

Busca siempre empresas con buenas referencias

Una vez se ha pensado, comienza a buscar empresas. Las referencias siempre son importantes, pues se evitan decepciones o insatisfacciones.

Puedes preguntar a tus amistades, conocidos o vecinos en los que confíes sobre las experiencias respecto a las empresas de reformas. En las webs vas a poder buscas los comentarios de los clientes.

Pide presupuestos a varias empresas

En cuanto selecciones las empresas que mejor te parezcan, reduce la lista a cinco y solicita presupuestos. Así es como vas a recopilar distintas opiniones y precios del mismo trabajo.

Recomendaciones: duración, legalidad y financiación

Una vez ya estamos decididos y con la motivación de proceder a realizar una reforma íntegra, hay que tener claro que la duración va depender del número de habitaciones que queremos reformar, los metros cuadrados, suelos, ventanas, puertas o techos.

Ten en cuenta que una reforma integral suele durar entre dos y tres meses. Va a ser normal que no vayamos a poder vivir hasta que finalice la obra, por el polvo, ruidos o basura que se generan.

Hay muchas empresas que pueden dar una ventaja a los clientes muy apreciada como es la de que se pueda pagar a plazos, incluso a más meses las obras que vayan a realizarse.

Todo ello es una gran ventana para quienes no tienen fondos ilimitados, puesto que se puede evitar el estar pidiendo préstamos a la familia o al banco.

Pensemos que los bancos cobran intereses exagerados cada vez que se conceden préstamos, por lo que mejor es evitarlo siempre que se pueda para hacer reformas en el hogar.

Por otra parte, si una empresa nos ayuda con la financiación, nos vamos a ahorrarla vergüenza que se pasa cuando le pedimos dinero a amigos o familiares.

Tu  elección final

Cuando se quiere acertar en la elección de una empresa de reformas integrales, siempre es mejor optar por empresas que tengan años de experiencia en este sector y donde los trabajadores no solo sean experimentados, también tengan una formación demostrable.

Así que ya sabes, si deseas afrontar una reforma integral en tu casa o en la industria, no hay que jugársela, pues con ello puedes correr el peligro de llevarte una decepción y de que el resultado no solo sea el esperado, también puede incluso salirte más caro al tener que contratar a otra empresa.

Deja una respuesta