Claves a tener en cuenta a la hora de elegir las ventanas para tu vivienda

Claves a tener en cuenta a la hora de elegir las ventanas para tu vivienda

Las ventanas son fundamentales para las viviendas, puesto que hacen posible el que estemos relacionados con nuestro entorno, el exterior, llenando de luz nuestro espacio, además de protegernos de las diversas incidencias climatológicas. Por todo ello, es necesario estar atentos cuando se cambian las ventanas de la casa o de su elección si es una casa de obra nueva o realizamos una gran reforma. En Replus, con la dilatada experiencia que tienen en el tema, piensan que todavía no es un tema al que todos los compradores le den la importancia que merece, y es algo que debemos tener muy en cuenta.

¿De qué material la elegimos?

Los principales materiales son el PVC, madera o aluminio. Estos son los más utilizados. En la actualidad está bastante extendida la utilización del PVC, que es más económico y del que podemos decir que entre las propiedades no está la de ser un conducir bueno de la temperatura. Por este motivo, es un buen aislante. Eso sí, debemos considerar que hay opciones interesantes, tanto en madera como en aluminio.

Una de las grandes diferencias que hay entre las ventanas de aluminio y las de PVC es que en las primeras es posible contar con un perfil más fino, pero en PVC estos perfiles (que son el marco de la ventana) tienen mayor grosor, lo que termina dejando menos espacio con vidrio. Si se habla de ventanas de mayor tamaño, hay que elegir el aluminio, pues tiene más resistencia que el PVC y la capacidad para soportar vidrios de mayor tamaño y peso.

La madera es una de las opciones que más caras son, pero el comportamiento es realmente bueno. Hay que recordar que la madera es un material no conductor por naturales, con un aislante acústico y térmico realmente bueno.

Si contamos con unas ventanas viejas de madera en nuestra vivienda, puede interesarnos cambiar el vidrio y hacer la restauración y conservación del marco, siempre y cuando herrajes o los sistemas de cierre funcionen bien.

Igualmente se pueden encontrar ventanas que combinen el aluminio y la madera. No hay que olvidar que las ventanas realizadas en madera precisan de un mantenimiento de mayor intensidad que el aluminio o PVC.

La apertura con la que cuenta la ventana es fundamental cuando se quiere tener una mejor optimización en cuanto al bienestar y la energía que se consume en la vivienda. Generalmente debemos saber que las ventanas que cuentan con cierre batiente tienen un hermetismo mayor que las correderas.

¿Con persiana o sin ella?

Las persianas son alguna clásico en la cultura mediterránea, en especial en nuestro país. Un buen sistema con el que se puede oscurecer el interior de una habitación. Estamos por lo tanto ante un magnífico sistema para poder regular la cantidad de luz que va a entrar en nuestro domicilio.

En estos últimos años también ha pasado a ser un magnífico sistema contra los robos por las persianas de seguridad, que son más eficaces que las rejas tradicionales.

El poner o no persianas en nuestras ventanas va a depender de las costumbres que tengamos y de los usos a dar en cada habitación.

Tipo de vidrio

El vidrio también es un componente importante. Actualmente, todos sabemos que siempre es mejor que los vidrios sean dobles y se encuentren separados mediante una cámara de aire. Si deseamos que funcione bien nuestra ventana, hay que saber que como mínimo vamos a necesitar un vidrio doble.

La orientación debes saber que también tiene su importancia, pues los vidrios tienen tratamientos distintos dependiendo de su orientación. Las ventanas que se orientan al norte y al sur tienen vidrios de factor solar elevado. Las orientaciones este y oeste equipan vidrios de control solar. Por lo general lo más recomendable es que los vidrios tengan bajas emisiones.

Sistemas pasivos

Muchas veces, aunque las ventanas tengan un buen equipamiento, no es lo bastante bueno para que cuenten con unas inmejorables condiciones a nivel de bienestar en su interior. Por este motivo, siempre está la posibilidad de que contemos con sistemas pasivos dependiendo de la orientación de cada ventana. Por este motivo, lo mejor es hacer una consulta a un arquitecto sobre de qué forma se pueden encontrar soluciones a estos temas.

Una recomendación para finalizar es que no vale de nada el contar con buena ventana y vidrio de no estar bien instalada. Generalmente, la ventana tiene que ir enrasada con respecto al aislamiento térmico de la fachada, debiendo cuidar bastante el perímetro de la misma para que no se produzcan filtraciones o se produzcan puentes térmicos.

Deja un comentario