Vender disfraces, un negocio para todo el año

Vender disfraces, un negocio para todo el año

El de los disfraces es un negocio particular. Se trata de uno de los que encuentra en puntos determinados del año su particular mes de agosto. No en vano, los meses de febrero o marzo traen de la mano el Carnaval, el mes de octubre hace lo propio con Halloween y el colofón final lo pone la Navidad y sus disfraces de Papá Noel o de Rey Mago. El resto del año el negocio funciona a un ritmo menor…si es que funciona.

Es difícil tener una rutina con cambios tan grandes en el día a día del negocio. Durante las semanas importantes, el agobio es tal que en muchas ocasiones es necesario doblar turnos y mantener la tienda abierta hasta horas insospechadas. Por otra parte, durante las semanas de tranquilidad pueden existir días en los que, directamente, no se gane un céntimo.

En un negocio como este, por tanto, es imprescindible ir más allá. Hay que saber encontrar situaciones en las que sepamos que un porcentaje de la población esté dispuesto a disfrazarse. Una de las entidades que, efectivamente, ha ido “más allá” y ha comenzado a ofrecer ofertas para todo tipo de celebraciones ha sido La Casa de los Disfraces. No en vano, una tienda como tal ya trabaja a toda máquina durante las fiestas del Orgullo Gay, despedidas de soltero, fiestas de fin de curso y muchos eventos más.

Ofrecer género en una variedad de eventos como tal ha dejado beneficios para todas las partes. En primer lugar, La Casa de los Disfraces se ha convertido en una entidad que ya no tiene todo su trabajo concentrado en únicamente tres puntos en el año, lo que le ha permitido obtener mayores ingresos y también una mejora de su imagen corporativa. En segundo lugar, y no por ello menos importante, todos aquellos a los que les gusta disfrazarse con asiduidad han encontrado un lugar idóneo en el que obtener trajes de muy diversa temática, cómodos y a un bajo precio.

El servicio más completo

Las tiendas de disfraces gozan de muchas posibilidades a la hora de ofrecer el mejor producto y servicio a sus clientes. En una sociedad en la que se tiene en alta estima el realismo a la hora de disfrazarse, es importante tener productos que complementen al disfraz y que lo hagan todavía más creíble. Uno de esos productos es el maquillaje, y en La Casa de los Disfraces disponen también de los mejores bienes de maquillaje del mercado.

Diferentes sets de maquillaje, maquillaje al agua, en barra, en crema, perfiladores, lacas de pelo, pestañas, barras de labios, uñas postizas, polvos, pinceles, esponjas… la variedad es total. Incluso existe la posibilidad de conseguir un stock de efectos especiales, que viene equipado con carne artificial, látex, prótesis, sangre o laca dental. En definitiva, un auténtico espectáculo.

La clientela habitual de una entidad como tal está más satisfecha que nunca. En La Casa de los Disfraces encuentran exactamente lo que van buscando y es por eso por lo que, pasado el tiempo, repiten compra en la tienda.

Porque, además, la compra en una entidad como tal es sencilla. No es necesario ni siquiera salir de casa. La Casa de los Disfraces posee un excelente sistema de venta online que te permitirá adquirir los trajes de un modo rápido y eficaz. En menos de dos días los tendrás en la puerta de casa.

Teniendo en cuenta la importancia que ha ganado en los últimos tiempos la compra online (más de la mitad de las personas ya utilizan este método para hacer compras sin perder tiempo), es imprescindible que todas las entidades ya provean de un método para vender a distancia. De este modo también se consigue ganar la confianza de los clientes. De este modo, el negocio estará asegurado para la totalidad del año y no sólo para un par de semanas. Que se lo pregunten a los profesionales de La Casa de los Disfraces.

Deja un comentario