Las bolsas de plástico desaparecerán tal y cómo las conocemos

Las bolsas de plástico desaparecerán tal y cómo las conocemos

A partir de este año entra en vigor la Ley por la que los supermercados dejarán de ofrecer bolsas de plástico de manera gratuita. Esta norma no es nueva, apareció ya hace unos años, pero es ahora cuando se tiene que aplicar. Como pasa siempre con el Derecho, adaptarse es la clave para sobrevivir, sobre todo en el mundo empresarial.

Cuando pensamos en cómo va a afectar esto a las empresas se nos ocurre pensar que directamente en que las ventas disminuirán debido a que los clientes tendrán que pagar por las ventas. Quizá en un principio sea así, pero pese a todo, esta norma tiene un matiz esencial que no hay que perder de vista.

Este matiz es el largo plazo, un factor que es conocido por todos los que planean estrategias empresariales. Pero lo cierto es que si bien en un principio las empresas podrán notar una leve disminución en las ventas, éstas se volverán a recuperar, pues la verdad es que se acabarán acostumbrando.

Y lo más importante de todo es que se abre una nueva ventana para las empresas, ya que podrán ofrecer alternativas a las bolsas de plástico tradicionales. En el artículo de hoy vamos a ver cuáles son estas opciones, ya que ofrecer diferentes envases puede ser la seña de identidad para muchos comercios, y esto les ayudará a diferenciarse del resto.

Las alternativas a las bolsas de plástico

Una de las opciones más comunes es la rafia, un hilo de fibra sintética, obtenido por extrusión de poliolefinas generalmente de polietileno y polipropileno. La rafia es un material que a simple vista es similar a la paja, sin embargo, resulta muy dura y resistente. Es por eso que las tiendas vienen ofreciéndola en los últimos años, porque además su coste de fabricación no es muy alto.

El nombre proviene de la rafia, una especie botánica de palma de África tropical del género Rafia, de grueso estipe, grandes hojas pinnadas, enormes frutos elípticos. También se conoce como rafia al tejido fabricado con este material, a partir de hilos flexibles entrelazados que se cruzan unos con otros formando ángulos de 90 grados.

El proceso de la fabricación de rafia es uno de los más importantes en el campo de los plásticos, ya que debido a la gran aplicación de esta se han encontrado mercados potenciales como la fabricación de sacos de polipropileno que se utilizan para envasar productos comestibles, químicos, agrícolas, vegetales, etc.

La extrusión de rafia es el proceso de moldeado continuo de un plástico, el cual es fundido a determinada temperatura pasando a través de un dado para darle distintas formas, este proceso es realizado a altas presiones, es uno de los más usados en la industria de la transformación de los termoplásticos para la fabricación de rafia.

Este proceso lo realizan empresas como Cuerdas Valero, una empresa dedicada al suministro de cualquier tipo de cordelería en cualquier punto de España. Esta empresa elabora, envasa y etiqueta todos los productos de cordelería, adaptándose a las necesidades de los clientes con el fin de conseguir la mayor comodidad a la hora de trabajar.

También existen otras opciones que pueden dar batalla a cualquier tipo de bolsa, como por ejemplo las bolsas de tela. Este tipo de bolsas son lo que se conoce como “eco-friendly”, es decir, respetuosas con el medio ambiente, y es principalmente porque se pueden reutilizar una gran cantidad de veces. Lo mejor de todo es que existen una gran multitud de diseños, y es difícil no encontrar una bolsa que no encaje con tu personalidad.

Luego existen opciones tradicionales que parece que se han pasado de moda, pero que en realidad nunca se han ido. Es el caso de los carros con los que nuestras madres iban a hacer la compra, esta opción está llamada a ser algo común de ver para los próximos años, porque permitirá prescindir de coches o motos para ir a hacer la compra.

Por último, vamos a hablar de una opción que no es común en España, pero sí en otros países de Europa. Y es el caso de las cestas de mimbre, que al igual que las bolsas de tela son respetuosas con el medio ambiente. Además de llevar pequeñas compras, sirve para llevarla de excursión o en la bici.

 

Deja un comentario